jueves, 3 de abril de 2008

Empresa alemana reconoce a “El Prodigio”

Susana Veras SANTIAGO.- El acordeonista Krency García “El Prodigio” se convirtió en el primer merenguero típico dominicano en visitar las instalaciones de la fábrica de acordeones Hohner, en Alemania, donde recibió un reconocimiento por parte de sus ejecutivos por su trayectoria y calidad artística, así como por su calidad y entrega en los escenarios para difundir la música criolla. Su visita formó parte de la gira a Europa que recientemente realizó el músico quien formó parte de la delegación de artistas dominicanos que participaron en el acto de apertura de la versión de la Bolsa Turística de Berlín, Alemania, dedicada en esta ocasión a la República Dominicana, con un montaje y producción de Chiqui Hadad, que contó con la dirección musical del maestro Manuel Tejada y en el que actuaron Juan Luis Guerra, Milly Quezada, Rubby Pérez, entre otros.
“El Prodigio” aprovechó su estadía para realizar diversos contactos en Europa, mercado al que piensa darle gran calor durante este 2008 como parte de las estrategias de su agrupación para continuar expandiendo el ritmo a nuevo público.
Durante su recorrido por la Fábrica Hohner “El Prodigio” apreció la gran variedad de marcas hechos por la empresa alemana de acordeones establecida en Trossingen (Wurtemberg). La misma fue fundada en 1857 por Matías Hohner, un relojero de 24 años quien con modernos métodos de producción, logró una rápida difusión por Europa y América.
Fue Matías Hohner quién contribuyó a una presentación mejorada del instrumento con sus cubiertas ornamentales mostrando el nombre de su compañía, su talento como vendedor, mejorando la producción y comprando competidores. Hohner introdujo su primera armónica en el gran mercado americano en 1862, explotando inteligentemente el prestigio de figuras bien conocidas de la música para engrandecer la apariencia de sus instrumentos.
Según datos bibliográficos, como en otras manifestaciones de la cultura dominicana “la música popular se ha visto enriquecida con la importación de instrumentos musicales foráneos. Tal es el caso del acordeón, que llega al país a fines del siglo XIX, entrando directamente a los campos del Cibao, región que sostenía un activo intercambio comercial con Europa, pero de manera especial con Alemania”. Dentro de las mercancías importadas de Europa llega el acordeón de Austria incorporándose a los campos cibaeños cuando ya estaba de moda el merengue, que hasta entonces basaba su melodía en los instrumentos de cuerda españoles: guitarra, tres, cuatro y triple.
“Fue una interesante y grata experiencia poder apreciar la variedad de acordeones, los mecanismos y procesos de producción y los altos estándares de calidad implementados en su fabricación” expresó El Prodigio quien fue invitado a realizar un concierto junto a cuatro de los más destacados acordeonistas de Alemania.

No hay comentarios: