sábado, 14 de febrero de 2009

Histórica Fusión que eleva al merengue

Artículo escrito por Pachico Tejada del Listín Diario
fotos/www.jazzendominicana.com

El Prodigio y Rafelito Mirabal se hicieron acompañar de sus complices de las aventuras musicales...
La noche del miércoles fue un derroche de talento de un puñado de buenos instrumentistas con que cuenta la escena jazzista local. La sala de Casa de Teatro se llenó de la energía musical de El Prodigio, Krency García, y de Rafaelito Mirabal y su grupo Sistema Temperado.
Con el auspicio de la Cervecería Nacional Dominicana, la versión de esta semana de Jazz en Dominicana, que produce Fernando Rodríguez cada miércoles en el legendario centro cultural ubicado en la Zona Colonial, fue mucho más que especial: histórica.

Los dos músicos cibaeños, acordeonista el primero y pianista el segundo, se hicieron acompañar de sus respectivos cómplices de aventuras artísticas y con el poder de una ejecución virtuosa, hicieron una verdadera fiesta para los sentidos.

El primero en llegar a escena fue El Prodigio. En su excelente oferta musical, llevó, como solo él sabe hacerlo, nuestro merengue típico a otros estadios, gracias a su fusión con el jazz. Al hacer su conocido tema “Peri-blues”, llamó a Mirabal y a algunos músicos más. La noche fue propicia para que -como siempre sucede- los instrumentistas se dejaran llevar de la magia de la improvisación, dejando a la buena cantidad de público, satisfecho.

Los metales (dos saxos, una trompeta y un trombón) y la percusión (batería, percusión menor, tambora y tumbadora) tuvieron la oportunidad de brillar al momento de realizar sus respectivos solos.

En uno de ellos, el güirero, que haría cambiar la concepción del profesor Juan Bosch, al decir que este no es músico. Con temas como “Asume las consecuencias”, “Destello eterno” y “Agujero negro”, y sobre todo con la divertida “El cadete e’un tíguere”, Sistema Temperado se encargó luego del merengue típico jazzeado de El Prodigio, de dar su interpretación de la música de los músicos, con acento dominicano, como diría Fernando Rodríguez.

Merengue y Jazz se fusionan en La Casa
Artículo escrito por Iván Brea para El Caribe


La propuesta de organizar un concierto que uniera dos ritmos que lucen a primera impresión muy distantes uno del otro, el merengue típico y el jazz, resultó una magistral conjunción musical entre Rafelito Mirabal y El Prodigio.

Desde bien temprano, el público llenó la sala y el área del bar de Casa de Teatro para ver y escuchar lo que los organizadores de Jazz en Dominicana y la Cervecería Nacional habían descrito como un concierto irrepetible.

Y así lo fue. Ese talento musical recibió el respaldo de las personas que disfrutaron de la buena presentación de El Prodigio y Mirabal y su Sistema Temperado, que hicieron gala de sus instrumentos mezclando pambiche, guloya, gagá y otros de nuestros ritmos folklóricos.
El Prodigio junto a sus siete músicos fue el primero en subir al escenario a las 8:45 de la noche con la pieza “Manteca”.Luego dio paso a Rafelito Mirabal y su Sistema Temperado acompañado de otros artistas invitados que terminaron la noche con una fogosa rendición de “Papá Bocó”, para que los asistentes se deleitaran con un jazz de excelente calidad interpretativa y sonora con matices y acentos netamente dominicanos.

El Prodigio confirmó ser un músico e instrumentista de primera -ahora agréguenle jazzista a su currículo-. Acompañado por Frandy Alcántara, en el saxo; Alan Morillo, en guitarra; Eliezer Ramírez, en las congas; Daniel Álvarez, en bajo y los músicos de un solo nombre, como suele ser en el mundo del merengue típico: Menín (bajo), Junior (güira) y Bebe (tambora) iniciaron la noche convirtiendo la pieza “Manteca” en un perico “jazzeao”, seguido por “Autumn Leaves”, “A Night in Tunisia” y el esperado “Periblues” acompañados de su compositor Rafelito Mirabal. Cada una de las interpretaciones el público le rendía su merecido tributo.

Movimientos cadenciosos, bailes y aplausos daban muestra de que la fusión contagiosa del jazz y el merengue típico es una exitosa aventura sonora.
Tras la participación de El Prodigio, el turno fue para Rafelito Mirabal y su Sistema Temperado, una banda integrada por Daniel Álvarez (bajo), Dionisio De Moya (guitarra), Cukin Curiel y Joel Guzmán (percusiones), Hisdras Álvarez (batería), y Frandy Alcántara, en el saxo.

Los invitados de la noche fueron Patricio Bonilla (trombón), Carlitos Estrada (saxo alto), Ernesto Núñez (trompeta) y Juamy Fernández (percusión).Destello de eternidad”, “El Cadete un tíguere” (con El Prodigio y Junior Güira), “Asuma la consecuencia”, “Sextentidos”, “Agujero negro”, “Caribrassa”, “Gagajazz” y “Papá Bocó” fueron los temas que esta agrupación tocó.

Cada pieza exquisita en composición y desarrollo, con espacios para increíbles solos de parte de estos músicos que disfrutaron de tocar el uno con el otro en tan especial noche y gozaron del apoyo del público.

Maestría y sorpresa
“Estoy alegre, contento y satisfecho de ver cristalizado el sueño de llevar la música a otros niveles, de poder adentrar el merengue típico en un género tan especial como es el jazz”, manifestó visiblemente emocionado El Prodigio.

El artista dijo que espera que pueda desarrollarse más en el género para llevar a cabo su proyecto de “El Prodigio en Jazz hacia delante”. De su lado, el músico Rafelito Mirabal expresó: “Fue un reto el juntar a todas estas figuras en un escenario para llevar a este público una oferta musical que fusiona a una multiplicidad de nuestros ritmos con el jazz”.

Algunos Videos de la actividad
El Cadete e un tiguere

Carlitos Estrada vs. Rafelito Mirabal BUENISIMO!!!

No hay comentarios: